La movilización de Chile contra los terremotos

Apenas ha pasado un mes desde el terremoto que afectó a la isla de Chilé. Este terremoto de 7,6 ocurrió el 25 de diciembre y causó la evacuación preventiva de unas 5.000 personas. El temblor se sintió a las 11:22 horas en la mañana. Pueden leer más información en este reportaje. Pero la movilización de Chile contra los terremotos ha sido providencial en este caso.

Sin embargo y a pesar de la virulencia del sismo, no hubieron víctimas mortales. Hubieron daños materiales. Pero no fueron tan dramáticos como en otras partes del mundo, ante un terremoto de tal magnitud.

Chile contra los terremotos

A pesar de que Chile por situación geográfica es apodado el país más sísimico del mundo. Sus terremotos no suelen ser causa de fuertes destrozos. El origen de estos terremotos tiene lugar en el contacto de las placas de Nazca y Sudamericana. Estas placas ya de por si provoca que el temblor no tenga tantas consecuencias en la superficie como en otras zonas del mundo.

Además de esto, el país sabe de su situación sísmica y actúa para evitar todos los daños posibles. Desde las escuelas hasta las normas de construcción están orientados a la actuación en caso de alerta de sismo o tusnami.

En primer lugar, está prohibida la construcción en zonas de alto indicie sismico. La fuente de los seísmos está controlada y se evita la construcción en el epicentro de esta zona, minimizando así los daños futuros.

En segundo lugar hay tres normas para construir que regulan tanto el diseño como la construcción. Los edificios se someten a pruebas y se construyen con una serie de materiales aprobados adaptados al tipo de suelo y zona.

La educación sísimica

Para terminar y para mí lo más importante, en tercer lugar, la educación de los chilenos es vital en todo esto. Desde pequeños se nos enseña a actuar con calma frente a terremotos. Desde dónde es efectivo buscar refugio dentro de casa, hasta normas básicas de actuación como evitar ascensores.

Todo esto ha provocado que en casos donde cualquier  persona pudiera entrar en pánico, los chilenos actuemos de forma ordenada y civilizada. Disminuyendo el número de víctimas mortales ante estos espectáculos virulentos de la naturaleza.